BT

ALCANZANDO ESTRELLAS

25 de junio de 2016


No es triste morir sin haber alcanzado las estrellas, lo triste es morir sin haber tenido estrellas que alcanzar.

A principios de este año, haciendo limpieza en mi cuarto, encontré esta cita entre mis apuntes de bachillerato, que, concretamente, me salió en un examen de psicología, y me gustó tanto que acabé apuntándomela en un lateral de los apuntes sobre la pirámide de Maslow. Y no sé de donde sacarán los de Mr.Wonderful sus quotes para las libretas y los calendarios, pero me juego lo que sea a que si vieran esta, no tardarían mucho en hacer un lote de camisetas de unicornios rosados con esta frase estampada en ellas. 

Ese mismo día, en otra caja, me encontré con una libretita (de color azul) en la que escribía de pequeño las cosas que quería hacer a lo largo de mi vida. Y teniendo en cuenta que desconozco el paradero actual de la chica que me gustaba a los 8 años y que ya es poco probable que me llegue la carta para ir a estudiar a Hogwarts, todavía hay muchos de esos sueños olvidados que me gustarían cumplir algún día.

A raíz de eso, estos últimos meses, le he estado dando mil vueltas a algo, y es que a medida que crecemos, vamos enterrando nuestros sueños debajo de nuestra cama y, al final, acabamos olvidándolos. Es así como muchas de las cosas que de pequeño me parecían todo un océano de posibilidades, han acabado estancándose en un pequeño charco de mi mente. Por varios motivos acabé apostando por un mundo de comodidades y pensando que nunca lograría llegar a ninguna meta que me propusiera, que lo mejor sería quedarme en el umbral del camino y olvidarla. Y este ha sido uno de los grandes errores que he hecho. Decidí ese día remediarlo, y rescatar los sueños que dejé atrás para volver a sentirme yo mismo. Que no sea por no intentarlo.

No me importa si nunca llego a las estrellas, lo que quiero es rozarlas, y darle así un fin a esta vida sin ilusiones. 

Moraleja: hacer caso a los unicornios de las tazas, no hay nada imposible.

2 comentarios:

  1. Pues nada, ya que vuelves por estos lares cibernéticos (y con un rinconcito monísimo, todo hay que decirlo) te leeré desde las sombras :P

    Ánimo y a seguir escribiendo, que te sale bonito.

    ResponderEliminar
  2. Oh, ¡muchas gracias Noelia!
    Yo también te sigo desde las sombras jejeje :)

    ResponderEliminar